10 dic. 2009

BALT 4: Lo sucio triunfa

Estamos rodeados de gente famosa, gente popular, gente reconocible...

Pero, ¿qué hacían ellos para ganarse toda una reputación? Existen dos razas de famosos muy sencillos:

Raza 1: los dibujantes se hacen famosos por dibujar personajes con personalidades vacías, con sentimientos idiotas y políticamente incorrectos. Los cantantes se hacen famosos por cantar canciones con ritmo repetitivo y letras machistas y pasados de moda. Los Youtubers se hacen famosos por poner vídeos de caídas y porrazos, poner tráileres de juegos y películas, o hacer vídeos imitando a Los Simpsons o a Padre de Familia.

Moralmente, eso es una forma muy muy rápida de hacerse famoso... pero malvada, a la vez.

Sin embargo, existe otra raza de artistas que son diferentes en muchos sentidos, o en todos:

Raza 2: son aquellos dibujantes que se hacen famosos por dibujar personajes moralmente enriquecedores, inspiradores y buenos. Son aquellos cantantes que se hacen famosos por cantar canciones con un ritmo impresionante, letras increíblemente humanistas y diferentes. Los Youtubers se hacen famosos por poner vídeos...

Pero vamos a ver. ¿Realmente hace falta que os explique todo eso? Me parece que no, que a estas alturas ya le cogéis la diferencia.

Una sola persona de la Raza 1 es capaz de vender su integridad, significado... por sólo hacer el ridículo; y aún así consigue ganarse muchos corazones de toda la Tierra.

Pero una persona de la Raza 2 invierte su tiempo de reflexión, conocimiento, y moral y ética en hacer un proyecto que considera la primera prioridad que tuvo en por lo menos más de 3 ó 5 años, y cuando lo consigue, gracias al apoyo de su gente... está en la cima de la montaña.

¿Y tú, de qué eres?